3 cosas que un perro intenta decirnos cuando se orina dentro de casa

Por norma general, los perrosaprenden las normas de la casa cuando tienen unos meses y, una vez las conocen, harán lo posible por llegar a su lugar favorito a tiempo. Pero incluso los perros con un historial excelente pueden en ocasiones orinar donde no deben. En realidad, estos no son “accidentes”, porque un perro adulto sabe que debe hacerlo fuera de casa. Cuando un perro orina en casa, intenta decirnos algo.

No podía aguantar

Incluso los perros con modales excelentes y un buen entrenamiento tienen ciertos límites. A menos que tenga una puerta con trampilla, su perro no se podrá contener más de lo normal. “No crea que le esperará para hacer sus necesidades si va a estar fuera todo el día o trabaja hasta tarde”, explica Mike Richards, veterinario de Cobbs Creek, Virginia. Según afirma Richards, el límite de la mayoría de perros es de 12 horas. Cuando uno va a estar fuera más de ese tiempo, la única solución es llegar a otro acuerdo, como pedirle al vecino que saque al perro o contratar a alguien para que lo cuide y lo saque a pasear una vez al día.

Aquí mando yo y ésta es la prueba

Entre los perros, orinar es algo más que un placer: es un modo de marcar territorio y determinar su rango en la familia. Por ello, las personas que adquieren un segundo perro suelen experimentar una serie de desórdenes domésticos, pues uno de los perros (por lo general el antiguo residente) empieza a orinarse en puntos estratégicos.
“Pueden transcurrir varias semanas o meses hasta que los perros se acostumbren al nuevo estado”, explica Sandy Myers, adiestradora y directora de Narnia Pet Training, Naperville, Illinois. Puede acelerar la situación reforzando la jerarquía natural. Dé preferencia al perro Líder que suele ser, aunque no siempre, el más antiguo, por ejemplo dándole la comida primero”, aconseja Myers. “Déjele salir primero y dedíquele más atención. Una vez el perro crea que su rango en la familia es inamovible, no se sentirá tan obligado a defender sus posesiones.”

Venero el suelo que pisas

Cuando al llegar usted a casa, su perro se tumba sobre la espalda y se orina en el suelo, no está pasando por alto las normas de la casa ni siendo maleducado. Todo lo contrario. “El perro está siendo muy educado”, explica Kovary. Con esta actitud el perro intenta decirle: sé que eres mi líder y haré todo lo que me pidas. Esta acción, llamada orina sumisa, es muy frecuente en los perros, aclara Kovary. Pero no es una buena señal en la familia, porque indica que su perro está excesivamente nervioso o se siente intimidado. Lo único que puede hacer para solucionarlo es intentar inspirarle más confianza. Hay muchas maneras de hacerlo. “Por ejemplo, no se quede de pie y mire hacia abajo al llegar a casa: arrodíllese y salúdelo a su nivel”, sugiere Thomas. Por otro lado, es buena idea evitar el contacto visual directo durante un rato, porque algunos perros lo consideran muy amedrentador.
El comportamiento extremadamente sumiso no es fácil de solucionar porque responde a una parte intrínseca de la personalidad del perro. Si los cambios simples no ayudan a modificarlo, consulte a su veterinario o a un adiestrador.
Fuente: El Lenguaje Canino; Matthew Hoffman