El éxito o el fracaso de la recuperación de un perro o gato después de haberlo sometido a una cirugía de esterilización, depende en gran parte de los cuidados post-operatorios que se le brinden al animal.

Cuando se va a pensar en esterilizar a un animal o someterlo a cualquier tipo de cirugía, deben de tenerse en cuenta:

1.- El estado de salud o edad del perro o gato. El organismo del animal, debe ser evaluado por el médico veterinario para determinar si es capaz de afrontar y superar una cirugía.

2.- La pericia, condiciones de higiene y técnicas, insumos y medicamentos utilizados por el médico veterinario.

3.- Los cuidados post-operatorios.

Los cuidados post-operatorios deben ser indicados por tu médico veterinario, ya que como todo ser vivo, las condiciones de cada uno pueden ser particulares.

En esta nota pretendemos darte una guía general de los cuidados de tu animalito de´spués de la esterilización, información que no debe sustituir las indicaciones de tu doctor.

Perro(a)s, gato(a)s después de ser esterilizado(a)s:

1.-Medicación: Deberás preguntar al médico veterinario que medicamentos tendrás que administrar. Es vital, que el perro o gato reciban una dosis adecuada de antibióticos, analgésicos y anti-inflamatorios. Muchas veces, éstos son administrados vía intramuscular cuando están aún bajo el efecto de la anestesia. Otras, se le da al responsable del animal una receta para que en casa y vía oral, ya sea en suspensión o pastilla, se le esté dando por un plazo no mayor de 7 días.

Debes asegurarte de que el uso de algún antibiótico sea prescrito o cubierto en todos los casos, ya que su ausencia total asegura que la cirugía se infecte y traer complicaciones serias como una peritonitis, por mencionar alguna.

Los analgésicos y anti-inflamatorios suelen recetarse por períodos mas cortos.

2.- Higiene: Cuando ya estás en casa con tu perro(a) o gato (a) recién esterilizado.

Al igual, que cuando una persona sale de un hospital recién operada, la higiene y la limpieza del lugar donde estará tu animal de compañía son muy importantes. Debe estar en un lugar limpio, desinfectado y seco. Debes asear el lugar todos los días. La humedad y suciedad son factores ideales para la proliferación de bacterias y la herida se puede infectar por ésta razón.

El animalito no debe estar en contacto con tierra ni humedad por los siguientes 7 días. Se recomienda NO sacarlo a pasear.

3.- Las primeras 24 horas deberás mantener al animalito en un lugar tibio, sin corrientes de aire. El efecto de algunos anestésicos provocan que la temperatura corporal del perro (a) o gato(a) descienda un poco (hipotermia) y hay que ayudarlo a recuperarla manteniéndolo tibio. Un cuarto cerrado, jaula cómoda son ideales. Si es temporada de frío, se le pueden brindar fuentes alternas de calor, como un calefactor o botellas de agua caliente envueltas en toallas. Puedes ponerle frazadas o mantas a modo de camita, esto ayudará a mantenerlo tibio. Estas deben ser reemplazadas y /o lavadas para mantenerlas lo mas limpias que sea posible.

En ésta etapa, puede ser que la anestesia aún no haya sido metabolizada por completo y el animalito puede estar un poco mareado, asi que sus reacciones deberán ser vigiladas ya que podría caerse de alguna escalera, brincar de algún mueble y lastimarse. Debes permitir su acceso a zonas donde pueda orinar y defecar y ofrecerle agua y alimento.

Cada organismo reacciona diferente, si a tu juicio lo observas alerta, atento y con su comportamiento usual, puedes permitirle circular en una zona mas amplia.

Si por el contrario, pasadas 24 horas, lo sigues notando muy deprimido, con vómitos, mareado y no reacciona a estímulos simples como tu tono de voz, agua o alimento, deberás informar de inmediato a tu médico veterinario.

Ya superadas las 24 horas sin complicación alguna, tu animal de compañía puede comenzar a hacer su vida normal.

También se recomienda que no haga ejercicios bruscos, no corra, brinque o sea cargado innecesariamente.

Si hay niños en casa, explicarles que el perro o gato está convaleciente de una cirugía para que no lo carguen, abracen, empujen. Debe estar tranquilo y no debe ser expuesto a nada que le cause molestia o dolor.

4.- Vigilar la herida: Todos los días debes observar la herida, ésta debe de verse limpia, sin secreciones como sangre o “agüita” y los puntos de la sutura en su lugar. Es normal observar un poco de inflamación que irá descendiendo cada día.

Si notas sangrados, secreciones, pus o cualquier otra. También si llegara a “zafarse” o “arrancarse” alguna puntada de la sutura, debes informar a tu médico veterinario y debe ser atendido de inmediato.

Los 4 primeros días son cruciales y debes estar muy alerta. Sin embargo, la herida debe vigilarse hasta que el proceso de cicatrización culmine. Esto sucede hasta el séptimo u octavo día que es cuando se retiran puntadas.

5.- Alimentación y cuidados: Debe disponer de agua limpia las 24 horas y sus alimentos deberán ofrecérseles como de costumbre a menos que el médico veterinario indique otra cosa por alguna otra razón. A partir de las 24 horas después de cirugia, tu animalito Debe comer, tomar agua, defecar y orinar normalmente. Si notas un cambio, o se niega a comer o a beber después del primer dia , también deberás informarlo al médico veterinario.

6.- Sutura: Los puntos externos, es decir los que ves en la piel, se retiran a los 7 u 8 días posteriores a la cirugía de esterilización. Deberás preguntar al médico veterinario qué día retirará los puntos y llevarlo a consulta. No intentes hacerlo tú, podrías lastimarlo.

También es común que muchos médicos utilicen “sutura reabsorbible”, esto quiere decir que no será necesario retirar puntadas ya que el organismo las reabsorberá. Deberás asegurarte preguntándole a tu doctor.

Una vez que los puntos han sido retirados o ya cumplió ocho días de su esterilización, tu animalito está listo para llevar su vida de siempre.

Felicidades por esterilizar ¡ tu animal de compañia tendrá una vida más larga y sana GRACIAS


Ana Lorena Pulido

www.adoptagdl.com

Escrito para Adoptagdl en enero 2011